Como decir que "NO"

Actualizado: may 30




¿Te ha pasado que te piden alguna cosa y quieres decir “NO” pero muy tranquilamente dices “SI”?

A todos nos ha sucedido que no pensamos que el precio por decir “NO” va a ser alto, normalmente si aceptas entonces muchas veces puede perjudicar drásticamente vida, o las relaciones y nos aleja de otras buenas oportunidades.


Este artículo y otros más los puedes disfrutar en nuestra revista de Marzo de 2019, encuentra más promociones ahi. Pincha aquí para ir a la revista digital.


Un ejemplo muy claro es acceder a todo los que nos piden nuestros familiares y éste es tan extenso como: el que te pidan prestado tu auto muy seguido, que te pidan dinero y sabes que no va a regresar, que tus padres te pidan que quieren vivir contigo cuando tu estas casado y vives con tus hijos y tu esposo (a), o tu hermana te pide que cuides a sus hijos y ella se va a trabajar, que te pidan favores que ocupan tu tiempo que tenias pensado para alguna actividad importante, en fin, ¡ Hay tanto ejemplos!… que te pidan que trabajes en algo que a ti no te gusta, que quieran que les des copia de las llaves de tu casa…. Pueden ser algunas cosas con consecuencias graves para ti…. Hay algunas otras más graves: que te pidan que firmes documentos por ellos, que les hagas poderes para manejar tus bienes, que seas fiador de personas a quienes no les tienes tanta confianza, que prestes tu tarjeta de crédito para hacer sus compras, en fin, ¡hasta que te pidan que saques créditos de casas para ellos!. La lista puede ser interminable.




Por un lado queremos ayudar a las personas, pero piensa..¿ Cuando te ayudas a ti mismo(a)? A qué precio estas “ayudando” a los demás?, pregúntate ¿esta bien que te perjudiques a ti mismo haciendo “favores” a los demás?, ¿en qué momento estás dispuesto a decir NO para ocuparte de ti mismo (a)?

¿Qué tiene que pasar para que decidas decir NO?

- Que te lleven a la cárcel

- Que pierdas comunicación con la gente que más quieres

- Que las relaciones con tus amigos ya no sean iguales

- Que tengas que pagar grandes sumas de dinero por deudas que no son tuyas

- Que entren a tu casa y se apoderen de todo lo que te ha costado

- Que pierdas tu libertad de salir y pasarla bien y en cambio estés cuidando hijos que no te corresponden

- Que trabajes solo para prestar tu dinero y cuando lo necesites no lo tengas

- Que pierdas tus bienes

- Que entres en buró de crédito de deudas que no son tuyas

- Que embarguen tu casa

- Que mantengas personas o familias

- Etc.




A muchos en esta sociedad y por generaciones se nos ha educado para que ayudemos a los demás y seamos altruistas, pero todo tiene un límite, es importante poder diferenciar:


- El momento en que realmente ayudamos con algo que se necesita, que nos va a dar una real satisfacción en nuestra vida el tender nuestra mano y que además esto va a ser un beneficio para la otra persona.

O

- Saber cuándo el hecho de “ayudar” nos va a perjudicar a nosotros y entonces es el momento de decir ¨NO¨




Mi abuelo repetía mucho el dicho: “Mas vale una colorada, que cien rosadas” ¡tenía mucha razón!

Te recomiendo que reconozcas que puedes aprender a manejar tu propia vida y no dejar que los demás manejen el timón de tu barco con las siguientes acciones:

Reconoce. piensa que no eres una organización de ayuda a otros, no eres una ONG (Organización de las Naciones Unidas), si estás dispuesto a abrir tu camino para emprender tu vuelo enfócate en tus propias metas y alcánzalas sin distracciones, aprende a decir NO cuando te soliciten que hagas algo que este deteniendo tu camino, puedes analizarlo y pensar si es posible ayudar entonces manejarlo en tu propia agenda, no en la agenda de los demás.



Entendemos que por naturaleza tendemos a agradar a otros y con educación altruista nos sentimos impulsados a decir que SI, a hacer todo lo que nos piden.

No siempre debes dar explicaciones. Si tu explicas que NO puedes en una ocasión te puedo asegurar que poco a poco esas solicitudes que te hacen cambiar de rumbo o interrumpir tus actividades serán en menos cantidad. Y entiende que NO siempre debes dar explicación, simplemente NO puedes.

Analiza tus prioridades. ¿Cuáles son importantes?, ¿cuáles son urgentes? ¿Qué cosas NO son urgentes? ¿cuáles si debes cumplir para lograr tus objetivos?, ¿en qué tiempos?, etc. Esto puedes lograrlo a través del manejo adecuado de tus metas y una agenda que te acompañe, así verás si tienes tiempo o no para acceder a todo lo que te piden.

Olvida el miedo a decir NO. Recuerda que no es imposible decir NO, tampoco tiene nada que ver con una personalidad negativa, reacciona ante las solicitudes con calma, analiza la situación, si en ese momento no puedes decidir, tómate tu tiempo y decídelo después.

En nuestras sesiones de Club Crece podemos aclarar tus dudas, fijar metas, priorizar cada objetivo y aprender a manejar nuestra agenda adecuadamente. En cuanto te vean ocupado (a), esas solicitudes “extra” de apoyo que solamente te traen problemas, estoy segura que van a ser menos.

Espero que te haya gustado este artículo, contáctanos si tienes algún comentario al respecto, si quisieras opinar o dar tu punto de vista, me encantará leer tus mensajes.





Revista Digital Club Crece

De Impulso al Emprendedor

Venta de espacios publicitarios:

Claudia Cataño cel. 55 5456-6704

Berenice Hernández 55 1849-8088

Correo: info@clubcrece.com.mx


#emprendedor #revistadigital #clubcrece #entrepreneur #mujeres #motivacion #negocio #coaching #mujeresexitosas #profesionales #mujeresactivas #revistadigitalclubcrece #atraeatucliente #pensamientospositivos #yoemprendo #trabajoenequipo #victoria147 #just #trabajosencasa #biomagnetismo #terapiafamiliar

CONTÁCTO
  • Facebook
  • Instagram

Informes y asesorías

Teléfono 04455-5456-6704

info@clubcrece.com

Conoce nuestro aviso de privacidad

©2017 Todos los derechos reservados Club Crece @ Consultores Interactivos de Vanguardia, S.A. de C.V.